sábado, 31 de agosto de 2013

Trabajo Práctico de Historia: Parte 1.

1) ¿Cuál fue la solución que encontraron los líderes políticos para salir de la anarquía?

La alternativa por la cual se optó fue el planteo de algunos sectores que proponían crear primero en la provincia hegemónica, Buenos Aires, y luego en todo el país, un mínimo consenso.
Es decir, se proponían la  construcción, de manera lenta y progresiva, de vínculos solidarios. Una vez que varios de los líderes de la provincia de Bs. As establecieron acuerdos y conveniencias, debían enfrentar a las otras facciones políticas y eliminarlas. Y, recién cuando esto hubiera ocurrido, y estuvieran en el poder, podrían ampliar su zona de influencia hacia el resto de las provincias. 
Esto fue lo que efectivamente ocurrió durante el periodo de 1829 a 1852, en el que Juan Manuel de Rosas gobernó desde Buenos Aires los intereses de todo el país.

2) ¿Qué características tenía un liberal de 1820? ¿Y un conservador?¿Qué diferencias se plantean actualmente en la utilización de estos conceptos?  

Los liberales, que fueron apareciendo en Europa durante la Edad Moderna y, principalmente, con la industrialización y la Revolución Francesa, fueron incorporándose a América, en especial durante el proceso revolucionario. Estaban a favor del libre comercio, como sugería Inglaterra, principal beneficiaria de este sistema económico, al mismo tiempo que consideraban imprescindible incorporar la ciencia y la tecnología a los valores morales de la época, teniendo el progreso como concepto guía.
Los conservadores estaban a favor de la Iglesia y en contra de la movilidad social.

No veían con buenos ojos el comercio y sí, en cambio, el trabajo en la hacienda. Su prioridad era el orden y la centralización del poder, y estaban representados por los sectores más antiguos de las elites.
Los políticos liberales sostenían que la mejor forma de organización política era la República Federal con un gobierno representativo. Asimismo, defendían la construcción de una sociedad secular, sin la influencia de la Iglesia. En el terreno económico, eran partidarios de la libertad de mercado. Si bien algunos gobiernos liberales latinoamericanos apoyaron la implantación del voto universal, la mayoría aplicaron el voto censitario, es decir, el sufragio ligado a la capacidad económica del individuo.
Por su parte, los conservadores defendieron las instituciones tradicionales, aliándose con la Iglesia y exaltando la religión como máximo valor social. Se opusieron a la participación política de los sectores populares y crearon gobiernos centrales poderosos. Su lema principal fue el orden, a partir del cual se construiría el progreso.

3) ¿Cuáles son las principales diferencias entre unitarios y federales?¿Y las similitudes?

Los unitarios defendían la idea de un Estado centralizado con capital en Buenos Aires. Tenían su mirada puesta en Europa, de la que trataban de aprender y a la cual deseaban parecerse. Su objetivo era minimizar la autonomía de los demás Estados provinciales, a los que consideraban como resabios de las viejas tradiciones.
El unitarismo derivaba del centralismo de tiempos de la independencia y del modelo de estado centralizado que ofrecía la Francia napoleónica, y consideraba que la Nación preexistía a las provincias, y que éstas eran simples divisiones internas con escasa autonomía.
Los unitarios fueron un grupo integrado en su mayoría por la elite porteña: miembros de la clase alta, intelectuales, militares, etc. Estos defendían principalmente los intereses de Buenos Aires y el centralismo porteño. Buscaban que Bs. As fuera la cabeza y capital del país y que fuera ésta la que tomara las decisiones sin consultar a las provincias.
En el aspecto económico defendían el liberalismo, el libre comercio, querían que Buenos Aires fuera puerto y aduana único, permitir la libre navegación de los ríos a buques europeos y modernizar el sistema financiero mediante la creación de un banco emisor de papel moneda y la contratación de empréstitos para la ejecución de obras.

 Los federales, por el contrario, si bien deseaban la constitución de un Estado central, no querían perder la autonomía de cada una de las provincias que lo componían. Tampoco estaban de acuerdo en que Buenos Aires fuera la capital, ni que los políticos allí reunidos administraran los bienes que correspondían a las demás provincias.
El federalismo era concebido como una forma de organización basada en la asociación voluntaria de las partes (las provincias) que delegaban algunas de sus atribuciones para constituir el poder central, pero conservaban su autonomía.

 Si bien el grupo federal estaba integrado por diversos sectores, la mayoría lo constituían caudillos y gente de las provincias que se oponían al dominio absolutista porteño y algunos a que Buenos Aires fuese capital del país. Los federales defendían las autonomías provinciales: cada provincia debía tener su propio gobierno, constitución, leyes y economía, sin embargo, reconocían la existencia de un gobierno nacional con poder limitado y encargado solo de algunas cuestiones.
En el aspecto económico existía una clara división entre el litoral argentino y el interior. El litoral buscaba el libre comercio y la libre navegación de los ríos interiores, oponiéndose al dominio de los mismos por el gobierno de Bs. As, mientras que el interior proponía el proteccionismo económico.
Los federales rechazaban los ideales del establecimiento de un sistema centralizado que coartara la independencia de las provincias. Tenían un pensamiento tradicionalista y defendían las costumbres propias “gauchescas” y nacionales. Afirmaban que el sistema federal se adaptaba a las características nacionales, dada la extensión del territorio y sus regionalismos económicos y políticos.

4) ¿De qué manera un caudillo llegaba a ser tal en el año 1820?¿Y en el 2010?

Los caudillos se trataban de personas que poseían un posición privilegiada dentro de la élite a la que pertenecían, pero que al mismo tiempo estaban en permanente contacto con la población local. Esto es válido tanto para los años 1750, 1810,1840 como para la actualidad política del país. Durante la Revolución y los años que siguieron a ellos, los caudillos representaron tanto a los indígenas, los gauchos y los peones rurales, como a los intereses del sector que pertenecían. Para las guerras de independencia, fue necesario crear milicias que se desempeñaran como ejércitos. Estos caudillos eran los encargados de reclutar hombres dentro de sus provincias.

1 comentario:

  1. muy buen trabajo. letra pequeña, pero respuestas muy acertadas. 10 diez

    ResponderEliminar